jueves, 11 de abril de 2013

Tarta de Oreo y chocolate blanco

Además de los nevaditos hice esta tarta para el cumpleaños de mi madre, a petición suya. Me dijo, hazme una tarta, de lo que quieras. Y me puse a buscar. Buscando, buscando encontré la tarta perfecta en el blog de La Receta de la Felicidad. Es uno de mis blogs favoritos, tanto por las ideas tan buenas y ricas que tiene como por la imagen del blog. Pero he modificado un poco a mi antojo la tarta, la original lleva chocolate negro y no lleva nocilla. No se parecen en nada jaja!

Y pido perdón de antemano por la fotos, porque son un horror, lo sé. Pero no tenía otra cosa, la cámara no es muy buena y no había luz solar. Además, en cuanto estuvo lista voló!!!



INGREDIENTES:

1. 300 gr. de galletas Oreo.
2. 200 gr. de chocolate blanco.
3. 200 ml. de nata para montar.
4. 150 gr. de mantequilla.
5. Medio bote de nocilla de dos sabores.

PREPARACIÓN:

Machacamos las galletas Oreo. Si no tenemos robot de cocina, como es mi caso, las metemos en una bolsa y machacamos con un rodillo de cocina. Una vez conseguido el polvo de galleta, mezclamos con 100 gr. de mantequilla fundida. Vamos aplastando la masa en un molde por la base y los bordes, presionando para que quede fijado (aconsejo que sea desmoldable. Yo usé uno de silicona y luego no pude desmoldarlo). Después lo metemos al congelador para que se endurezca mientras preparamos el relleno.



Por otro lado, ponemos un cazo al fuego con la nata y llevamos a ebullición. Retiramos del fuego y echamos el chocolate blanco troceado y los 50 gr. de mantequilla. Removemos para ayudar a que se funda. Añadimos al molde que teníamos reservado en el congelador. Fundimos la nocilla y cuando esté líquida volcamos por encima. 

Dejamos que se enfríe y decoramos al gusto. Yo puse unos trozos de galleta Oreo y unos fideos de chocolate. Metemos en el frigorífico y dejamos enfriar mínimo dos horas, aunque yo lo dejé de un día para otro. 



El resultado fue riquísimo. Como podéis ver en las fotos el chocolate blanco quedó cuajado pero la nocilla no, por lo que sale chocolate líquido al partirla. Por eso entre otros motivos no pude desmoldarla sin que se desarmara. Pero os aseguro que ese chocolate líquido estaba delicioso. Sabía como leche condensada, aunque no tiene una pizca de ella. La parte de arriba de distinto color se debe también a la nocilla.

10 comentarios:

  1. será la siguiente que haga!! así cambio un poco que siempre hago las mismas, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues ya me contarás a ver si os gusta!

      Eliminar
  2. Tiene muy buena pinta, te ha quedado estupenda! Ademas me encanta el chocolate blanco y con las oreo mejor que mejor!! Besoss

    ResponderEliminar
  3. Debe estar riquisima...que pecado más delicioso!!Besos

    ResponderEliminar
  4. Buenos días, pásate por mi blog cuando quieras tienes un regalo esperándote. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uy voy ahora mismo! muchas gracias! besos

      Eliminar